lunes, 1 de marzo de 2010

Una nueva moda

Qué fácil es acostumbrarse a los "malos" hábitos...

Durante años, detesté dormir la siesta. Cuando era chica, la odiaba; de adolescente, la veía innecesaria, como una pérdida de horas para estar en el club con mis amigos; de grande, una utopía, ¿cómo se trabaja y se duerme siesta a la vez?.

Hasta que empecé mi relación con muchacho y mi mundo de responsabilidades se derrumbó. El "mi amor, dejá todo, después seguís, tirate conmigo a dormir una siestita" me puede. La considero la frase más tentadora del mundo y no sé decir que no. Es imposible. Por más que después sean las once de la noche y esté sentada tipeando como si fuera el último día de mi vida, cada vez que pinta, digo que sí.

¿Cómo pudo convertirse algo tan despreciado en uno de los momentos más lindos y ansiados de mis días? ¿A ustedes les pasa que algo que antes no existía mutó de este modo?

22 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Ansío en estos momentos poder pegarme una siesta de ese estilo. Con la tragedia que estamos intentando asimilar en Chile, los momentos simples como los que describes se han inmensamente necesarios.

Saludos!

Psicologa con problemas dijo...

nena, hablas con una TUCUMANA; la vida pasa antes de la siesta y despues de la siesta. A.S y D.S

tucuMala... me voy a dormir... de paso.

Liz dijo...

El amor te recambia.. eh ! pero para bien! eso ya es algo!

El Dc Felipe y YO dijo...

no solo pienso lo mismo de las siestas, sino que ademas cuando hacia cucharita con mi EX, alguna tarde de sabado o domingo, la vaia como una perdida de tiempo!!!

lo que muto de modo feroz en mi vida fue eso de beber con moderacion.... antes no bebia practicamente nada, ahora la moderacion no existe
jajaja

besos capi...
el doc

Milecy dijo...

De chica mi vieja me obligaba a dormir la siesta.. yo la odiaba porque podía escuchar a mis amigos jugar en la calle...

Con el tiempo aprendí que Yo debo haber sido Santiagueña en otra vida ya que la siesta es UNA DE LAS MEJORES COSAS DE LA VIDA!!!

Mis amigos de Salta, Corrientes y el Chaco, se encargan de refregarrme por la cara que ellos pueden dormir la siesta tooodos los días. Lo cual me enfuria terriblemente

Rochi dijo...

yo detestaba la onda dvd y comidita... me parecia lo menos! hoy marco con un corazon los findes q no tenemos eventos sociales para armarme el plan. adoro adoro adoro... aun sabiendo q nos dormimos antes del primer track!

Blondi dijo...

Desde que nació mi hija, si alguna tarde puedo dormir la siesta, lo hago, sin problemas: es reparadora y a veces de "suma urencia"...Y hasta para remolonear!

LS dijo...

Opino igual... antes la odiaba, ahora no puedo vivir casi sin ella... no veo la hora de q sea domingo para mis 3 hs de siesta.. jajajjaa

Mariela Torres dijo...

Yo aún no puedo dormir la siesta. A lo mejor tendría que levantarme temprano.

Besos.

Madame dijo...

me paso exactamente lo mismo. Podemos compararlo con esos que se enamoran de sus amigos de la infancia "nunca me di cuenta lo que tenia en frente de mis ojos"

Lola dijo...

Cuando iba al jardín nos acostaban a dormir la siesta después de darnos el almuerzo (para las maestras jardineras sería un alias: "cuando se despiertan les damos la merienda, los bancamos medio minuto más y ya se van").
En mis años de jardín sólo una vez pude dormir la siesta (y no me podían despertar). Si habré agradecido que mi madre me mandara una mantita con dibujitos de animales para hacerla un poquitito menos monotona.

Ahora la única fuerza que me mueve a la mañana temprano cuando suena el despertador es "a la tarde dormimos una siestita, a la tarde dormimos una siestita"... y eso que es raro que llegue de trabajar antes de las 18 y no siempre tengo con quien dejar a la criatura.
Lo peligroso es que esto de la siesta va en aumento!
El unico defecto que tiene la siesta es levantarse!

tia elsa dijo...

Si, antes consideraba que todos los que estaban en redes sociales o en blogs eran unos estúpidos, ahora yo soy la número uno. Con la siesta ni el amor me pudo, para mi es como pedirle prestado un tiempo a la muerte, ergo vivir menos. Besos tía Elsa.

Cam...¬¬¬ dijo...

Mmm...momento complicado para venir a leer esto, este momento de mi vida es en el que "Mi Amor" me pide que duerma la siesta con él y yo no puedo decir que si, estoy hasta las manos con la facu, estudiando y no me siento capaz de sacrificar mis horas por él...y así se fue arruinando un poco todo!
Mis responsabilidades-Mi amor?
Mi amor-Mis responsabilidades?

Anónimo dijo...

... bueno, dicen que las siestas son estupendas para recargar la mente, lamentablemente en Venezuela están mal vistas en estos tiempos "modernos". Tengo un compañero de trabajo que se da una siestita todos lso dìas en su silla de la oficina después de comer, mientras los demas revisamos internet !y de verdad duerme una media hora sin importarle nada!

martin_mettica_joyas dijo...

La siesta es lo MAS!!! Para algunos será un placer que descubren de grandes, como el vino o el tango, para otros (como yo) la trajimos incorporada desde la fábrica. Pero es indiscutible que no hay nada mejor que la siesta. Es más, hoy llego del laburo y me hecho una!!!
Con respecto a cosas que antes detestaba y ahora me encantan: los masajes en los pies. Antes de Martín me parecía desagradable que alguien me tocara las patas. Lo menos sexy del universo. Pero ahora, dios!!! Pago por los masajitos reparadores.

Un beso capi.

Andrea

♥Anita♥ dijo...

en este momento q estoy por caer arriba del teclado, me voy a dormir un rato y despues sigo....NO DOY MAS!!!! y eso q ayer comenzaron las clases.

Jazmin dijo...

Las siestas tienen tantos matices como personas la duermen.
Para algunos es reparadora. Para otros, un momento de mimos.
Yo tengo un ritual antes de dormir la siesta durante el fin de semana, por ejemplo.
Y la siesta en cucharita (aunque uno se pegotee sólo en los primeros minutos y después se deslice hacia su costado de la cama), es sublime.
He tenido la siesta tan profundamente instaurada en mi vida, que cuando me vine a estudiar y trabajar (a vivir, bah) a Bs.As., en mi primer trabajo, con 18 años provincianos, no hacía llamados telefónicos "a la hora de la siesta" por si despertaba a alguien (qué payuca, era)
Festejo que descubras un nuevo placer.
Saludos

Crazygirl dijo...

Eso mismo ansio....poder tomarme una siesta a medio dia...

La lectora dijo...

Dale, miércoles a eso de las cinco y media o seis por el microcentro sería genial!

QSUM dijo...

Si, la siesta es una de esas cosas, obvio si es acompañada mejor.
Y muchas comidas que antes no me gustabas y ahora me parecen increibles.

aburrida dijo...

Ve jez

No te das cuenta porque sos joven, pero mas vieja que antes. Me vi forzada a hacerme la misma pregunta y llegue a esa conclución.
Ademas ahora conoces el concepto de "cucharear"

Federico Gauffin dijo...

La siesta: el principal motivo por el que me volví a Salta.