viernes, 11 de noviembre de 2011

¿Y?

Opinólogos de todo el mundo insistían -una vez más- en que hoy, 11/11/11 a las 11,11 se acababa el mundo. Ultra fanáticos se amontonaron en el cerro Uritorco, otros se juntaron a rezar y otros tantos, ayer a la noche la rompieron por si acaso era la última. Hoy tan sólo sufren de resaca, perdieron el presentismo en sus trabajos y sus parejas los abandonaron por desubicados, porque del fin del mundo ni noticias.

Hasta cuándo vamos a insistir con predicciones erróneas es un misterio que jamás podremos develar. Lo cierto es que hoy, 11/11/11 a las 11,11 el fin del mundo me hubiera encontrado en esta posición...



¡Con las botas de presoterapia puestas!

No cerré cuentas pendientes, no festejé, no me emborraché, ni siquiera tuve sexo. Sólo procuré tener glamour, hasta el último minuto. Si hay otro mundo al cual viajaríamos en caso que este mundo desaparezca, que me encuentre hecha una top model (?).


Y ustedes, ¿cómo esperaron el fin del mundo fallido?

6 comentarios:

Lic_jasper dijo...

Durmiendo... lo mas cercano al apocalipsis que vivi fue el inventario general del laburo y los cientos de mangos negativos que dio!

Capitana del Espacio dijo...

Mi máximo acercamiento con el apocalipsis fue ayer, cuando me cerraron la cuenta en FB de Capitana.

Ana dijo...

Trabajando, en mi escritorio, con el jefe pidiéndome que haga cosas, y leyendo en cuanto podía los comentarios idiotas de la gente supersticiosa con este día.

tia elsa dijo...

Ni tuve tiempo de pensar, levantarme, ducharme, tomar el desayuno con Dami mandarlo a la escuela, ir a trabajar, la verdad ni siquiera me agarraria glamorosa, eso si chata con la panza chata, espero que no se termine antes de lucirla!!! Besos tía Elsa.

La Pé dijo...

Lo bien que hiciste. Glamour ante todo. Antes muerta que sencilla, mi querida! jajaja

Flac_k dijo...

Hace cuanto no venía a este blog!?. Me causa curiosidad este post porque justo ese día a esa hora estaba diciendo acepto en una notaría, fue mi boda.