jueves, 30 de abril de 2009

Cerrando círculos

Y un día me tocó hacer limpieza en mi propia casa, en mis propios recuerdos, en mi pasado... ya no le podía escapar. Así fue como comencé a abrir de a una las cajas de mi independencia frustrada que estaban apiladas en un rincón desde la vuelta al hogar familiar. Una tarea que por una cosa u otra pospuse mes tras mes con alguna excusa elegante.

La espera llegó a su fin y tan mal no me fue. Aún no terminé y ya encontré ropa que creía perdida; apuntes; contactos que pueden servirme para mi búsqueda laboral; adornos hermosos que pienso tener en cuenta para la futura casa con muchacho, cartitas y regalitos que me hicieron reír y otros no tanto; fotos; recuerdos... recuerdos.

Y entre todo eso me topé con un relato que parecía caerme como anillo al dedo para la tarea que estaba realizando, que me alentaba a tirar, a desprenderme, a terminar de soltar... y aunque es probable que lo conozcan porque es muy popular, me dieron ganas de copiarlo porque tal vez a alguien le pueda servir en este momento de su vida. No recuerdo quién me lo paso a mi para que lo lea pero puedo imaginar perfectamente el porqué de ésa recomendación.

Se llama "Cerrando Círculos" y es de Paulo Coelho, los prejuicios sobre el autor esperen un poco y leánlo hasta el final porque realmente es muy bueno...



Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.

Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó tu trabajo?
¿Se acabó tu relación?
¿Ya no vives más en esa casa?,
¿Debes irte de viaje?
¿La relación se acabó?

Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado, ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo,hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos y vender o regalar libros.

Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.

Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas,y hay que aprender a perder y a ganar.

Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.

El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú.

Suelta el resentimiento. El prender "tu televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción.

¿Noviazgos o amistades que no clausuran?,
¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?)
¿Necesidad de aclaraciones?
¿Palabras que no se dijeron?
¿Silencios que lo invadieron?

Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven, pero no por orgullo ni soberbia, sino porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo.

Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya no está en tu vida.

Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo,llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir pegado a él, y es un trabajo personal
aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y que humanamente se puede lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad, pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.

Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad. ¡Esa es la vida!





Y como no creo en las casualidades pero sí en las causalidades debo decir que miré el almanaque y entendí todo: justo hoy se cumple un año de aquel día que junté coraje de no sé dónde y tomaba la determinación más difícil, dolorosa y acertada de mi vida: decidía dar vuelta la página y empezar de cero. Aún sabiendo que estaba solita con mi alma, convencida que iba a llorar como nunca en mi vida, que nada me iba a conformar, que la soledad y la tristeza se apoderarían de mi, que me quedaría con pocas energías pero que era necesario pasar por todo eso si algún día esperaba volver a sonreír y ser realmente feliz.

Y todo eso pasó... y mucho más también, pero valió la pena cerrar el círculo a pesar del dolor porque hoy puedo disfrutar de un presente mucho más alegre y de una nueva historia que no imaginaba ni en sueños vivir. Sólo tenía que animarme...

miércoles, 29 de abril de 2009

¿Yo también me convertí en una de ellas?

Tengo mil ideas pendientes que quieren ser convertidas en post; tristezas y preocupaciones por sacar; un concurso en mente para proponerles; una nueva sección que quiero implementar una vez por semana; películas para recomendarles y cosas de las que quejarme como suelo hacer pero un sólo comentario vía msn (después de semanas enteras sin conectarme) borró de un plumazo mi inspiración:

"Qué post de ama de casa tipo Utilisima aburrida estás escribiendo ultimamente eh"

Me quede pasmada. Por Diooooos, tanto que odio a las mujeres que no tienen otro tema de conversación que no sean tareas hogareñas como recomendar variantes de Cif; truquitos para quitarle las manchas al piso o quejarse por la pila de ropa que tienen para planchar, ¿me convertí en una de esas?

Me tiembla el cuerpo de sólo pensarlo. Necesito salir a trabajar y alejarme de este fantasma, recuperar mi vida de compradora compulsiva, volver a empaparme de datos importantes como "hay una liquidación genial en tal lugar" o "ya lanzaron la nueva colección de tal casa de zapatos". Temo no tener retorno.

Y además con ese comentario entendí el por qué de otra cuestión. Hace unos días vengo advirtiendo que el número de visitas se mantiene pero son cada vez menos los que comentan y no encontraba el motivo. ¿Acá está la respuesta, por eso ya no me escriben?. Pero a no desesperar, no les puedo prometer que voy a abandonar a muchacho y su combo por ustedes pero les garantizo que a partir de mañana (bueno, mirando el reloj, diré en un rato) vuelve la diversión, la profundidad (¿alguna vez la hubo?) y el odio a este blog...

Sobre todo porque a esas mujeres aburridas siempre les deseo con todo mi corazón que sus maridos las engañen por insoportables y si bien marido no tengo, muchacho es lo más parecido a eso que puedo aspirar. Voy a dar batalla, lo prometo, en ésta no caigo.




De paso les cuento que participo de un nuevo concurso. Mi querido amigo Mamarracho se inspiró en mi post que instaba a los blogueros a no abandonar sus espacios y armó esta movida. La consigna era enviar un título (de posible texto) entre los que se elegirá a un ganador, que será el que luego escriba un post en su blog bajo ese mismo título.

Ahora para darme una mano, deben mandar un mail a italomamarracho@hotmail.com y poner VOTO en el asunto. El título que propuse es: "Mi concepto hippie del amor", una idea que tengo hace años en la cabeza pero que nunca me senté a escribir.... calculo que su blog y su propia historia me pueden inspirar.

Hay tiempo hasta el jueves y cada uno de ustedes puede votar hasta tres veces. Sí, es un matete, ni yo lo entiendo pero así es mi amigo... El que no entendió nada puede ir a su blog y leer las bases del concurso Jajaja Desde ya les agradezco su apoyo, como siempre!!

lunes, 27 de abril de 2009

¿Existe una tarea más frustrante que ésta?

Desde hace unos meses me encuentro sumergida en una dura tarea: salir de la indigencia y reinsertarme en el mercado laboral. Nada fácil si tenemos en cuenta que jamás en la historia vi un aviso en un diario buscando periodistas rentados, y mucho más complicada aún si tenemos en cuenta el momento económico actual. Por eso de un día para el otro, dejé mi orgullo de lado y no me quedó otra que ampliar el panorama hacia otros horizontes.

Así fue como comencé a toparme con todo tipo de avisos. Las pasantías y esos experimentos raros donde te utilizan sin pagarte un centavo quedaron descartados desde el principio (ya he alternado cinco años gratis de labores periodísticas
con otros trabajos ajenos al medio para agrandar el currículum, desde hace otros cinco años no regalo ni dos minutos). Los comercios y call center, afuera también (si me toca un jefe de 22 años con aires de superioridad termino presa, mejor evitarlo). Listo, pretensiones básicas, entrevistas por doquier y las clásicas respuestas que ya he contado: "No te puedo arruinar la vida contratándote en esta oficina, tenés un buen currículum"; "No, acá nunca te podríamos pagar el sueldo que seguro esperás" (¿Y cuál es ese sueldooo?), bla bla bla.

Pero no puedo claudicar, mis deudas y mi dignidad no me lo permiten, sigo adelante. Alerté a todos los conocidos sobre mi búsqueda, revivo contactos, leo clasificados, me anoté en todas las bolsas de trabajo y nada. Sólo bronca y desilusión. Sólo los que han pasado por éstas situaciones pueden comprenderlo. Miren algunos de los avisos pretensiosos que se publican por estos días y evalúen ustedes mismos si los sueldos están a la altura de las exigencias. Los pego textual:

Se busca recepcionista/telefonista. con perfil administrativo. Buena presencia. Para trabajo Full Time. Para Local en zona Recoleta. Horarios: Lunes a Viernes de 10 a 20 hs Sabado: 10.00 a 13.30 Salario aproximado en mano: $ 1550.
(¿Se entiende no? Diez horas diaras más los sábados por una luca y media)

Se busca asistente de producción en multimedios sin o con experiencia, ni grandes pretensiones, solo prometemos sangre sudor y lagrimas y mucho aprendizaje. (O sea, olvidense de cobrar un sueldo)

Periodistas: La búsqueda está orientada a alumnos egresados de carreras deportivas ó de los últimos año. Excelente futuro laboral. Excluyente: excelente redacción propia, amplios conocimientos deportivos y excelente disponibilidad laboral. Excelente inglés. Horarios: Full-time. Sueldo: 1200 pesos. (Señor que juega a hacerse el empresario, pero vos crees que una persona terminó una carrera y tiene un excelente inglés para que vos le pagues esa miseria?)

Importante Empresa Textil Busca Recepcionista Bilingue para trabajar en zona de once. Son requisitos excluyentes que sea mayor de 23 años de edad, sexo femenino, excelente presencia, soltera (sin pareja), sin cargas y que no tenga estudios en curso. Enviar foto de cuerpo entero. Se valorará experiencia en call center, que tenga conocimientos en tareas administrativas básicas, y que posea una alta predisposición al trabajo. Movilidad propia (excluyente). (¿Para qué quieren que tenga auto? Para mi que esto es una vidriera, quieren un gato que labure a domicilio)


Éste es un servicio informativo para todas aquellas personas que hace años no buscan trabajo y no comprenden que no me quedo en mi casa porque me divierte o me es más simple. Quiero huir pero con ofertas así es imposible siquiera sentarse a hablar. Iría no sólo a humillarme sino también a cambiar plata (entre los viáticos, almuerzo y la bendita "buena presencia").

Mientras que siga en éstas condiciones me voy a terminar enfermando... ¿Alguien tiene alguna changa? Sino voy a terminar trabajando como mula; empleada en un parripollo o "relleno" de algún disfraz de casa de empanadas Jajaja

viernes, 24 de abril de 2009

La eterna Dama de Honor...

Me cansaron y tengo que decirlo porque sino me voy a morder la lengua con mi propio veneno.

¿Qué hay una nueva moda y yo no me enteré?

Parece que ahora tooooodos apuestan nuevamente al amor, algo que me parece hermoso y que yo misma puse en practica pero ¿por qué no ponemos un freno, tan fuerte tiene que ser la apuesta? ¿Es necesario que todos se casen y convivan a los poquitos meses de conocerse?

En lo que va del año, la mitad de mi grupo de amigos que están en pareja, optó por la convivencia; otro puñado le decoró el dedo a su novia con anillos hermosos que enceguecen y el resto, planea casarse. Entiendo, es la edad, algún día tenía que pasar, pero ¿se pusieron de acuerdo para torturarme?

Ni hablar de las noticias de embarazo. De mi grupo de amigas inicial, las de la adolescencia, sólo zafamos dos de esta epidemia, el resto (unas cinco o seis) ya cargan críos o están en la dulce espera. Nosotras no lo tenemos ni en los planes pero asustan chicas, ¿se les rompió el televisor, no escucharon hablar de los anticopcetivos? Se los recomiendo, son el mejor invento...

Ayer me preguntaron por vez número 180 en lo que va del año si el anillo de plata que llevo desde hace quince años en mi anular izquierdo es de compromiso.


Papá de mi amiga, cómplice:
Ese anillo no lo tenías. "¿Te nos casas y no contaste nada?"

Capitana, en su rol de impostora superada:
Nooo, esas cosas no son para mi. El único anillo que me regalaron en mi vida terminó en el fondo del Río de Quilmes con justa razón, ya no creo tener revancha.


Y se me llenaron los ojos de lágrimas...

Listo, creo que ya hice catársis. Y antes que lo digan ustedes me declaro una resentida absoluta.






Llegó el gran día. Hoy por fin vamos con muchacho al Luna a ver a No te va Gustar con las entradas que me regaló para el día de los enamorados. Les dejo un videito para los que no conocen a esta banda uruguaya que es INCREIBLE!

martes, 21 de abril de 2009

El post más esperado: el video de la abuela Kico...

Hace unos días se conoció la lista de ganadores de los Mandrake Academy Awards, los premios que otorgaban en el blog Oh Fuck! y donde estaba nominada en varios rubros. Entre las ternas que integraba figuraba:

- Mejor saga blogger: "Las aventuras con el muchacho en cuestión"
- Mejor broma del día de los incedentes: "La separación de Capitana"
- Mejor personaje secundario de Blog: "La abuela Kico"
- Blogger más divertida y jodona
- Mejor anfitrión blogger femenino
- Blogger femenina más comentadora
- Mandrake de oro

Muy bien. De todas esas ternas gané tres: blogger más divertida y jodona; blogger más comentadora (jaja eso era antes) y mejor personaje secundario de blog. Me quedé caliente con el rubro "Mejor broma del día de los indecentes" porque era la que más merecía a mi criterio (más de cien comentarios, llamadas, mails, mensajes, FB de preocupación) pero en fin, la broma de Pali fingiendo un embarazo también estuvo bien.

Por mi parte agradezco mucho por los premios porque me encantó recibirlos y me divertí mucho con la larguísiiima previa, pero quien toma protagonismo una vez más en este blog es mi abuela Kico, que de personaje secundario ya no tiene nada al parecer.

Cuando le conté de los premios no lo podía creer, ya quería ir a buscar algo a algún lado. Me sinceré y le dije todo lo que cuento sobre ella; las cosas buenas y malas, y la verdad se lo tomó muy divertida. Y para ustedes, acá va el video de agradecimiento recién sacadito del horno...



video

domingo, 19 de abril de 2009

El día que me recibí de madrastra...

No es mi intención convertir este blog en el de una chica Utilisima y mucho menos quiero empezar a pedir consejos sobre productos de limpieza o nuevos geles saca piojos, porque detesto a las mujeres que en las reuniones se agrupan sólo para hablar de las tareas del hogar (juro que las odio y digo que merecen que sus maridos les sean infieles por insoportables) pero esto lo tienen que saber.

Cuando arranqué mi relación con muchacho no sabía hacer nada. O sí, pero lo pasaba bien sin siquiera intentarlo. Nunca en 28 años había prendido el horno; encendido el lavarropas o cocinado un plato elaborado más de una vez por mes (cuando vivía sola subsistía a milanesas de soja, arroz, patitas de pollo, ensaladas, fideos y el delivery chino amigo). Muchísimo menos planchaba (la mano puede hacer esa tarea); limpiaba todos los días (una vez cada tanto limpieza profunda y se mantenía a escobazos) y ni en sueños preparaba tortas.

Con el amor y el combo, todo el panorama de soltera despreocupada voló por los aires. Una cosa es vivir en la mugre sola (o si estuviéramos solos con muchacho) y otra muy distinta es cuando hay una niña que cada tanto viene de visita. Así fue como de un día para el otro, vivo con el lampazo en una mano, el Cif en la otra y ahora, mi flamante actividad: ¡¡hago tortas!!



Ésta es la torta terminada pero, ¿quieren conocer el detrás de escena?

Me levanté el sábado tempranísimo, muchacho se fue a trabajar así que totalmente desligado de la fiesta que organizó sólo con 48 horas de anticipación por lo que tomé su dinero y me lancé a la búsqueda de la fiesta perfecta. Una vez definido el tema (Winnie Pooh) todo fue más fácil así que con mi hermana nos esmeramos en conseguir bolsitas, adornos y todo lo que tenga tatuado a ese oso y sus amigos. Pero ésta solita tarea nos llevó 3 horas!!

Un ejemplo de ello... las bolsitas que armamos con caramelos y juguetitos.


Paso número dos: elaboración de la torta. Una vez elegido el gusto (bizcochuelo de chocolate relleno de dulce de leche y merenguitos), todo más simple. Ahora sólo me tenía que bancar las miradas y opiniones del resto que no confía en mi: "¿Por qué no le ponés el coco más llovido?; ¿Por qué no le untás dulce de leche con un cuchillo más grande?; ¿Por qué no mojás la torta? bla bla bla... ¿Por qué mierda no me dejan de joder y que me salga cómo me salga? Bueno, parece que mal no salió porque casi no quedó.

Acá las imágenes de su armado para los que aún desconfían de mis capacidades...


Llenando la mesa entera de dulce de leche...



¿No es mejor pararte para pasarle el dulce de leche?... ¡NO!


Imaginen que es pasto...

La prueba, un mocoso de once años que me indica cómo poner el adorno...



Pero todo el cansancio valió la pena... su felicidad es inmensa!


Ah y por si quedaban dudas de si éramos gente copada o no, miren el regalito de papá y su novia:



Una guitarra con stickers de Kitty, qué gente cool, mi dios! Jaja

Prometo, se acaban los post familiares y vuelve la inútil y odiosa de siempre en breve...

viernes, 17 de abril de 2009

Efectos colaterales de la convivencia...

El proyecto de vivir con muchacho en cuestión me quita el sueño y me llena de felicidad, de sueños e ilusiones. Pero todos saben que él no está solo, el hombre viene con combo y hay que tomar conciencia de ello para no huir despavoridos dentro de un tiempo.

No es fácil estar con alguien separado y con un hijo por varios motivos. Si sos una persona celosa, tenés que lidiar con el fantasma del ex toda tu vida; no pasa por la confianza, pasa por su sola presencia (y ni hablar si sucede como en mi caso, que ni la chica ni su familia entiende la palabra divorcio e intentan seguir bajando órdenes como si nada hubiera pasado, en cualquier momento se me forma una úlcera). Ni hablar si sos una persona poco paciente y él tiene una hija o hijo revoltoso, sonaste... estás frente a un problema que te llevará un tiempo solucionar.

Pero si le tenés miedo/pánico a todos los animales del mundo (sin excepciones) y tu pareja tiene un perro al que trata como a un hijo, estás en el horno. Así fue como de un día para el otro, me vi conviviendo no sólo con un hombre y una niña, sino con un perro tamaño gigante que me salta cuando llego; que me pide restos cuando me siento a comer y que pretende que lo saque a pasear (tarea que aún no intenté porque pega saltos ornamentales y me tumbaría).

Éstas son algunas postales de la vida que me espera si acepto vivir con muchacho:


La niña corriéndote por toda la casa creyendo que es un monstruo...

Romancito, en pleno sueño...


Los tres corriendo alrededor del puff...


La pequeña jugando al twister...


Román siguiendo la rutina que le marca el padre...



Y ustedes qué dicen, ¿los acepto?


Dos saludos especiales de cumpleaños... El primero para Mc Fly que cumplió ayer y el segundo para Marito que hoy festejará en Mar del Plata. Dos de mis grandes amigos, incondicionales, los adoro y chicas... están solteros!!


Pablito, el hombre más sano del mundo haciéndose el fumanchero por una noche...


Y Marito, borrachos por algún bar...

miércoles, 15 de abril de 2009

El nuevo vicio de muchacho...

Sonamos, muchacho en cuestión se enganchó con Facebook por lo que ahora, cada segundo que tiene libre frente a la computadora, lo usa para buscar amigos de la secundaria, dejar comentarios (a todos menos a mi), chusmear fotos ajenas y resolver encuestas al estilo: "¿qué guitarrista serías?". Sin palabras. Si también se hace una mascota para bañar y darle de comer lo dejo por falta de ética, después que tanto me criticó. Lo único que falta es que ahora también se arme un blog.

Había creado su casilla hace meses y yo era su única amiga, razón que me hacia suponer que la usaba para controlarme. Después agregó a mi hermanito; luego a uno o dos amigos suyos y ahora se abrió al universo. Pueden buscarlo, seguro los agrega... está enviciado.

Por eso, ayer a la noche cuando volvimos del cumpleaños de mi amiga Daniela y lo vi conectarse, me fui a leer un libro a la cama. A él le encanta que me quede en el comedor dándole charla mientras actualiza su página web pero si se colgaba a facebookear no me daban ganas. Y así fue, media hora, una hora en la cama y me levanto antes de quedarme dormida a lavarme los dientes y ahí lo veo... buscando una casa para mudarnos. Casi me muero de amor, yo insultándolo en vos baja por no venir a acostarse y él mirando inmobiliarias por internet.

Feliz me senté con él y nos enamoramos de un par de departamentos, una tarea hermosa para hacer en pareja, en mi caso la primera vez que la comparto con alguien y llena de ilusiones. Por más que dentro de un par de meses lo quiera matar porque deja todo tirado o no colabora con la limpieza, hoy estoy entusiasmada y ansiosa por que llegue el momento de la convivencia oficial. Basta de cargar con mi mochila llena de ropa y el cepillo de dientes todo el tiempo; basta de querer ponerme tal remerita o ver una película y darme cuenta que me la olvidé en mi casa (es estresante, se los juro); basta de extrañar mi computadora o mis cosas y ni hablar de los dos días por semana que dormimos separados porque viene la nena y no hay lugar para los tres.

No sabemos cuándo pero el proyecto está en marcha, eso es lo más importante y lo único que me hace feliz por estos días...





Un saludo muy especial para mi querida amiga Daniela, que ayer cumplió años pero como no subí post no pude saludarla públicamente. Jamoncito (ya ven el por qué del apodo no? Tiene el mismo color de piel que esa feta de jamón) el sábado te copamos la casa. Te adoro amiga!

domingo, 12 de abril de 2009

La salud de mi abuelo Carlos

Es duro tener un familiar internado, eso no es novedad. Sin importar el grado de afinidad con la persona allí alojada es difícil visitar un sanatorio u hospital y salir airoso de la experiencia.

Desde el martes mi abuelo está internado y si bien se encuentra estable el panorama no es alentador. Ingresó con un cuadro desesperante, perdió mucha sangre y ahora hay que esperar que los médicos retornen del descanso de sus feriados y se dignen a practicarle los estudios que hacen falta para deducir si el cáncer de próstata que lo acompaña hace algunos años se expandió y también le tomó el colon. Justamente, próstata y colon, dos palabras terribles para un hombre mayor y pudoroso que sufre cada vez que nombran la palabra "pañales" en voz alta.

Para nosotros es difícil, para mi madre que perdió a su mamá hace un año lo es mucho más y el escenario que acompaña a mi abuelo no es el mejor: en su misma habitación convive un hombre en estado de coma (que hace una semana se encuentra acostado con la boca abierta esperando que su corazón deje de latir) y en la habitación de al lado, una mujer que no deja de llamar a los gritos a sus hijos. A ella me acerqué estos días con un nudo en el estómago para darle una mano, ya que las comidas se las retiran sin que ella pueda probar bocado porque nadie la ayuda a comer. Terribles cuadros que vienen a traer más dolor al que uno ya padece por tener un familiar enfermo.

Con mi abuelo (y mi abuela) nunca tuve mucha relación más que la necesaria. Mi debilidad por la otra rama de la familia (Kico y compañía) siempre fue notoria y además ellos tampoco hicieron demasiado para acercarse a sus nietos. Por decisión propia, vivieron su vida solos o abocada a su otro hijo, y a mi madre y a todos nosotros no nos pasaron mucha pelota pero igual hoy me duele verlo así.

Hace un tiempo, desde que falleció mi abuela, decidí acercarme a él. Lo veía vulnerable, avejentado, perdido y lejos de ese papel de hombre duro que supo portar. Se fue la mujer que lo acompañó toda su vida, su gran amor y por más que sus hijos lo acompañaran, nada tenía sentido, se sentía solo. Todos hemos pasado alguna vez por un período donde nos sentimos abandonados, sea por el motivo que fuere, así que no me fue difícil entenderlo y pudimos charlar más que en toda nuestra vida.

Ayer cuando llegué al sanatorio a visitarlo, mi tía me dijo que estaba contento. "Yo nunca tuve mucha relación con Paola pero cómo se ocupa, me viene a ver todos los días", dice que le comentó. Y cuando entré a la habitación me lo confirmó: "Querida, no me fallas eh". Y me quebré. Por supuesto no adelante suyo pero sí después y así estoy, con un nudo en el estómago, con esa angustia espantosa que sólo trae la incertidumbre de no saber qué puede suceder.

Lo veo en esa cama con los ojos grandes, con miedo y no lo puedo creer. Ese hombre fuerte y duro que supo ser quedó reducido a un montoncito de huesos doloridos, a un corazón triste que sólo desea partir a encontrarse con su amor y a un estado de salud indigno para cualquier ser humano... Y me duele no poder hacer nada más que visitarlo y lo banco en sus desiciones, como cuando plantea que no tiene nada que hacer acá, que sin ella la vida no tiene sentido, que quiere ir a buscarla, porque después de todo, ¿si uno no puede decidir sobre su propia vida a los 82 años, para qué vivió?



Otros tiempos: el abuelo Carlos, la abuela Ines, la abuela Kico, el abuelo Wilson y una de mis bisabuelas festejando mis cuatro años.



Gracias a todos los que se preocuparon y por el aguante. Nunca más necesario.

jueves, 9 de abril de 2009

Consejos para molestar a los amigos que trabajan un feriado...

- Por lo visto, todo el mundo se va de fin de semana largo menos yo.
- Por lo visto, todos dejan de comer carne hasta el domingo menos yo, que me acabo de clavar una milanesa y mañana pretendo comer un rico asado (¿algún voluntario para prender el fuego?)
- Por lo visto, están todos felices con el clima menos yo. Odio el frío, me paraliza y me obliga a meterme en la cama a mirar películas y series. La sola idea de pensar que en algún momento de éste día me tengo que sacar el pijama para bañarme y vestirme, me da ganas de llorar.
- Por lo visto, todos se pasarán este fin de semana largo comiendo huevos de pascuas y chocolates menos yo, que detesto el chocolate y mucho más sentarme con familiares a ¿festejar?.

Pero por lo visto hay gente en peores condiciones que las mias a la que le toca trabajar, así que para ellos va mi saludo, porque no hay nada más feo que el encierro obligado mientras los demás duermen o disfrutan. Así que para esos esclavos, todas mis fuerzas, no maten a nadie y piensen que el Dios de los perdedores los cobijará y les dará revancha, yo sé porque se los digo.

Durante años me tocó trabajar días feriados. Era parte del staff de una revista de chimentos que cerraba su edición semanal los días lunes, así que si el feriado lo pasaban para ese día (o sea, casi todos) yo trabajaba igual, incluso hasta la madrugada y más horas que lo normal. Y como todos conocen mi sentido del humor, no me paraba de sonar el teléfono con burlas y ostentaciones de felicidad.

Es por eso que tiempo después y llena de resentimientos, cuando justamente el Dios de los perdedores me dio revancha, me ocupé de seguir estos consejitos que yo les paso a ustedes como una especie de mantra mágico y que pueden poner en practica durante estos días para pasar tardes más divertidas:

-Llamen a cada rato a ésta pobre gente contándoles cosas maravillosas que estos días no laborales les permiten hacer: "Ay no sabés, estaba tan cansada de hacer zapping que decidí limarme las uñas y darles forma cuadrada por más que la tarea me lleve tres horas, con algo tengo que matar el tiempo no?".... o al rato: "Por favor, qué suerte que estás ahí encerrada y no corrés riesgos porque afuera hay un sol que te enceguece".

- Mándenles mensaje del estilo: "Estamos todos reunidos comiendo un asado ¿por qué no viniste? Ahhh no, cierto que te toca trabajar JAJAJA" (las mayúsculas en la risa son muy importantes) o "¿Milanesas a la napolitana o canelones? Estoy haciendo el pedido al delivery desde la cama y no me decido, ayudame con este dilema por favor".

- O bien, via mail: "che ¿podés creer que me desperté a las 12 del mediodía y como me quede con sueño me voy a mandar una siestita? Doy asco"

Les juro que molestarlos es una experiencia única, sólo hay que animarse...

Y juntar fuerzas para reírse muchooo.


(Post dedicado a muchacho y a Gabylein, de quien ya me reí hace un rato)

martes, 7 de abril de 2009

¿Me quieren infartar?

O este post bien podría llamarse "Ahhhhh"


Hace unos días fue el cumpleaños de Bebu, mi hermanito "paracaidista". El pibito cumplió 11 y no sólo anduve todo el día angustiada repitiendo como una vieja: "Diooos, como pasa el tiempo. Parece que fue ayer qué nació, que lo teníamos a upa" sino que además pude comprobarlo con hechos reales.

Mi hermano es medio infantil, bastante inocente y entre sus listas de regalos aún figuran casi todos juguetes y a lo sumo un pantalón chupin de colores para agrandar su colección flogger, pero nada más que eso. Así que con muchacho habían llegado a un arreglo hace un tiempo: "Si vos te comprometés a despertarte temprano para ir al almuerzo del club, yo me comprometo a comprarte la guitarra de Guitar Hero para tu cumple". Bebu cumplió y a muchacho no le quedó otra que gatillar los 200 pesos que valía la "lección de vida".

Con una viola hermosa envuelta en una caja increíble llegamos al mediodía a mi casa, donde Bebu ya festejaba su cumple con todos los compañeritos de la escuela. Le dimos otros paquetitos para engañarlo y al rato, cuando ya estaba desilusionado, muchacho le dio la guitarra. Nada se compara a esa cara de emoción, no me la voy a olvidar nunca... Hasta ahí contenta, la niñez lo sigue acompañando (aunque calculo que más de un grandulón pondría la misma cara de felicidad). Un rato después vendría el resto.


Bebu:
Estamos aburridos, armate algo para que hagamos.

Capitana:
¿Y qué quieren hacer?

Compañeritas:
Jugar a la botellita

Capitana:
Ahhhh. Por diooooooos, bueno (después de todo tengo que seguir pareciendo la hermana canchera)


Consigo una botella, los siento en ronda, nene, nena, nene, nena y así. Se animaron cuatro chicas y tres chicos; el resto, cuatro o cinco, se ocuparon de ablandarle la guitarra (primer síntoma de que creció: prefirió ver si ligaba un pico antes de jugar con la Play, ese es mi pollo). Besitos en la mejilla, niñas coloradas pero con más ganas de besar que yo de comer asado y niños con caras de pavos que por poco lloraban porque los elegían a ellos (se sabe, los hombres maduran tardísiiiiimo).


Compañeritas:
Esto es una mierda, ya nos dimos todos besos con todos. Queremos jugar al semáforo ahora.

Capitana:
¿Pero no son muy chiquitos para andar chapando?

Todos (y a los gritos):
Si jugamos siempre en el recreo. Ya todos nos dimos picos.

Capitana:
Ahhhh (dios, que no se note mi cara de horror, soy piola, soy moderna, puff como cuesta). Bueno, si ya jugaron en la escuela, los dejo (¿me habrán engañado?)
Tienen que elegir a quién quieren darle un beso y un color. Si dicen verde, es en el cachete; si dicen amarillo, es en la frente y si dicen rojo, es un piquito.

Todos:
Te dijimos mil veces que jugamos siempre, ya sabemos cómo es.

Capitana:
Ahhhh

Y asi se fueron eligiendo, por suerte casi todos en la mejilla y en la frente. Salvo dos desubicadas que eligieron ROJO- CON NICO... y el mundo se detuvo.


Capitana:
Nico (ah porque adelante de los compañeros tengo prohibido decirle Bebu, se imaginarán no?), ¿voy a ver tu primer beso?

Bebu:
No, ya me di un par en la escuela.

Capitana:
¿Y cómo no me contaste algo tan importante, no era tu confidente?

Bebu:
No es importante Paola el primer beso.

Capitana:
Ahhh (cierto es varón). ¿Se lo van a dar entonces?



Casi ni esperaron a que prepare la cámara...

Otra foto del rey del grado, que además acaba de ser elegido como mejor compañero, el mejor logro que puede tener un ser humano en su vida en sociedad.


El momento de abrir el regalo...

La emoción del estreno...

domingo, 5 de abril de 2009

El día que dejé de ser una perdedora...




Gracias a los que me votaron para formar parte de la terna; a los que me hicieron el aguante una vez nominada y a los que todos los días me visitan con la mejor onda... Este premio se los debo a ustedes que me hacen compañía hace más de un año. Y sobre todo, gracias al enmascarado que me dio el premio en "persona" (porque parece que Milecy se emborrachó o algo así Jaja).

Ahora me encantaría saber qué me gané.... Y si no hay nada, avisen que hago un esfuerzo y ya me pongo a organizar una fiesta con coctelera, licuadora y karaoke incluido!

viernes, 3 de abril de 2009

¿Y ahora qué viene?

De un día para el otro mi vida cambió, eso no es novedad y en parte me gusta porque sé que es a causa del amor. Volví a sonreír, se me iluminó la cara y todos coinciden en que me ven más linda (comentario en el que quiero confiar ciegamente por una vez en mi existencia). Pero hay otros cambios que no me explico cómo sucedieron. Por eso repasemos.

¿En qué momento...

-Aprendí a usar el lavarropas, a hacer tres lavados por día, colgar en una soga harapos (léase ropa de muchacho y mia, porque mi madre vio que aprendí y no me tocó más una prenda) y descolgarlos al rato?

- Intenté poner en practica recetas (muchas que me dieron ustedes) y que encima me salgan ricas (lo que me predispone a volver a cocinarlas + lavar los platos y ollas)?

- Agarré por primera vez un trapo de piso y dediqué una mañana entera a la limpieza de una casa?

- Dije: dejá, yo descongelo la heladera... Hay peor tarea que limpiar todos los compartimentos con un trapito y Cif (que encima me da alergia en las manos)?

- Empecé a correr por todos lados a una pulga que cada tanto me saca de las casillas pero que la mayoría de las veces me mata de amor?

- Me convertí en una fucking ama de casa mantenida por su novio?


No entiendo cómo llegué a esto cuando puesto que...

- No recibí ninguna propuesta romántica.

- Nadie me regaló un anillo.

- No firmé ningún papel y mucho menos tuve una fiesta (que es lo que más me importa de las dos).

- No tomé mis bartulos para mudarme de mi hogar a otro.

- No porté panza de embarazada.


No hay psicología que aguante a tanto cambio. Calculo que cuando uno se casa se va preparando para cumplir los nuevos roles, lo mismo debe suceder cuando uno decide convertirse en padre/madre pero en mi caso, ¿cómo se hace para adaptarse a tanto junto y sin anestesia?

Y sí, yo quería encontrar a un hombre que me haga feliz, enamorarme perdidamente y proyectar, ¿se acuerdan mis pedidos de hace unos meses?... Mucho cuidado y ojo con lo que piden, parece que alguien ahi afuera está cumpliendo deseos. Tengo miedo.


Y ustedes, ¿alguna vez han cambiado hábitos en función de una relación?

miércoles, 1 de abril de 2009

¿Quién es Raúl Alfonsín?

Como ya he contado en este post, vengo de una familia radicheta hasta la médula. Nací en 1980 así que mis primeros recuerdos en relación a la política vienen de su mano, con una Plaza de Mayo colmada de gente ilusionada y esperanzada. Vivando la democracia y la posibilidad de volver a participar. Con el tiempo y sobre todo, con la chance de poder elegir, mi ideología política se puso en un lugar alejado a la corriente radical pero ese es otro tema que ya expliqué en el post citado y recuerdos son recuerdos...


Así que ayer, con la noticia de la muerte de su muerte, se me cayeron un par de lágrimas. Para los que hoy se asombren y se pregunten quién es Raúl Alfonsin...

- Un hombre que nació en Chascomús y que dedicó su vida a la política.
- Un luchador incanzable por los derechos humanos y no sólo durante su gestión (donde ordenó el juicio a las Juntas Militares), sino que tuvo una participación activa en la dictadura militar poniendo en juego su propia vida y ofreciendo su servicio de abogado para defender presos políticos y presentar hábeas corpus por los desaparecidos.
- El único presidente electo por el pueblo (de 1983 hasta la fecha) que supo llenar la plaza o la 9 de julio de gente por propia voluntad, no como años después sucedería a cambio de una bolsa de comida, un plan social o un vaso de vino.
- Un tipo que fue la cara visible de la democracia, que le devolvió a la sociedad el derecho a la libertad, a la cultura y sobre todo la dignidad.
- Un político que tomó el poder en el peor de los escenarios, con crisis económica; 30 mil desaparecidos; un tendal de militares despechados y con ganas de más; un aparato opositor (el peronismo) que ya se sabe no deja gobernar al "equipo" contrario y que le organizó paros nacionales, le puso en contra los sindicatos y metió palos en la rueda.
- Un hombre con la dignidad suficiente para retirarse a tiempo y con el corazón estrujado para que los ánimos se calmaran. Antes que la gente se siguiera matando en las calles y derivara en una guerra civil, donde los saqueos eran cosas de todos los días. Muchos otros en su lugar se han perpetuado en el poder a cualquier precio.
- Una persona que se fue de su Gobierno tal cual llegó, sin enriquecimiento ilícito y ninguna causa judicial en su contra.
- Un tipo que en su último discurso dijo: "Es imprescindible que nos demos cuenta que tenemos que trabajar juntos, que es necesario el diálogo no sólo entre gobierno y oposición, el diálogo dentro de la oposición, pero que se caracteriza por esa presencia del gobierno en el diálogo, que no puede sentirse el realizador definitivo de la Argentina porque haya ganado una elección". Algo que el actual Gobierno está imposiblitado de llevar a la práctica.
- Un político amado y odiado, pero con ese no sé qué (¿carisma, grandeza?) que lo ubica en un lugar próximo. Ayer, cuando nos enteramos de la noticia, la gran mayoría de los argentinos nos pusimos tristes como si se hubiera ido un familiar cercano. Prueba de ello la interminable cola que espera en la puerta del Congreso para darle el último saludo. ¿A ver cuánta gente por su propia voluntad se junta cuándo se muera el riojano nefasto ese?



Allá por 1983, cuando se abrieron las urnas, su campaña política desde la gráfica.


Mi viejo (el de chaleco y camisa, más chino que nunca) junto a Alfonso, como a él le gustaba llamarlo. Ayer vino Bebu de su casa y me dice: "se murió un viejo, Alfonsín o algo así y papá lloraba"



La "gracia" que me enseñó mi abuelo de chiquita y me pedia que haga cada vez que llegaba algún amigo suyo. Hasta recién estuve buscando mi propia foto con Alfonsín de esas épocas pero no la encontré...


Ahora mi abuelo tiene con quién hablar de política donde quiera que esté...




(Ah y me olvidé de agregar: Gracias Raúl por instaurar el divorcio... nunca creí que se lo agradecería tantoooo Jaja)