martes, 1 de julio de 2008

Mi gran amor...

Cuando lo conocí tenía ocho años. Aún recuerdo mi primer día de colonia, cuando mi mamá nos dejó a mí y a mi hermano (que en ese momento tenía cinco) al cuidado de los profesores y se sentó a un costado de la pileta con sus amigas a conversar y tomar mate.

Siempre fui una nena tímida, por lo menos en los primeros minutos, pero muy sociable. Ésa vez, debo confesar que me costó mucho hacerme un grupo de amigos pero con el correr de las semanas todo fue mejorando. Me llevaba mi vianda, me refrescaba en la pileta chiquita donde todos los nenes orinaban y con suerte y viento a favor, me dejaban meter los piecitos en la pileta grande… toda una amenaza para mi corta edad y estatura.

Con el correr del tiempo cambié la colonia por las clases de natación, gimnasia deportiva y patín. No soy muy adicta a los deportes (es más, soy malísima hasta para correr el colectivo) pero debo confesar que todo me servía de excusa para quedarme un ratito más con él.

También empezaron a aparecer los “hombres” y el amor en mi vida. Él fue testigo de mi primer baile; el primer beso; mis primeros llantos, amores y desamores. Bajo su atenta mirada elegí candidatos, deseché otros y me enamoré todas las semanas: Julián, Fernando, Hernán, Martín, Diego, Carlos, Maxi (¡perdón!), Gricho y tantos otros que me gustaron una semana, dos, un mes o un tanto más. Algunos accedieron, otros me rompieron el corazón.

Por esas épocas, también me dio amigos inseparables, incondicionales y muy queridos, muchos de ellos que aún conservo y atesoro. Otros que extraño pero que tuvieron que irse de mi vida, ya sea porque emprendieron caminos diferentes, porque tuvimos algún entredicho o porque la realidad económica los expulsó lejos del barrio.

Pero por sobre todas las cosas, me dejó recuerdos maravillosos. Con él me une algo más que una historia de amor o de amistad. Gracias a su generosidad pasé los mejores años de mi vida, tengo las anécdotas más felices y no hay un solo día (sobre todo cuando estoy triste) en que no desee que el tiempo sea amable y me presté una tarde en sus brazos para volver a reírme con ganas.


(A mi querido Club Juventud de Bernal, que está atravesando el momento más difícil de su historia)

28 comentarios:

federico gauffin dijo...

Jajajaja

Pequeña Ainhoa dijo...

Un saludo amiga, las náuseas me tienen desconectada un poco pero sigo aqui dando como siempre todo mi cariño y apoyo, al igual que mi amistad.
Un besazo y mi beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa

Anónimo dijo...

Bobina!!! Ya sabes que lo tenes que estirar porque le metiste freno de mano. Que queres que te diga? ...Que locura por Dios...Sera imposible??? Por lo tanto disfrutemos...

Capitana del Espacio dijo...

Fede, te reìs porque te gustò o proque es una porquerìa?

Loly, espero que te mejores prontito. Parte del proceso no?

Anònimo, no existen las cosas imposibles. Si quiero ser feliz, luche por serlo.

Gracias por los comentarios!!

Esperando la carroza... dijo...

buena redaccion...
pero no entendi hablas de un chico o del club? jeje...

Capitana del Espacio dijo...

NO voy a extender el texto y no puse freno de mano! Jajaja

Pienso escribir diferentes historias que vivì en el club con màs detalle, pero ahora sòlo querìa recordarlo asì, a èl en general.

Gracias por la crìtica igual

Capitana del Espacio dijo...

Del Club!

Soy un fracaso, la gente no me entiende y vivo de esto... Jajajajaj

Lola dijo...

Jaja menos mal q lei aca arriba que hablabas del club, porq pense que hablabas de un chico, hasta q lei el final y dije chanfels, no entendi jaja
Que lindo nena esas epocas, ojala el club pueda recuperarse de su mal momento!

Beso

Margot dijo...

capitana, estoy con la teoría de los 6 grados: dice que entre yo y cualquier persona del mundo hay 6 personas que intermedian. vos sos un ejemplo vivo de ello: leyendo comentarios de ciegaacitas, aparezco en tu blog. resulta que sos de quilmes, y pasaste tu infancia en el juventud. resultado: tenés que conocer a Glenda o Agustín González. como mínimo.

Margot dijo...

ah! y para mi, lograste crear una intriga y no supe de qué estabas hablando hasta que leí la dedicatoria. pero era ése el propósito,no? me encantó. algo tan hermoso como la niñez se acompaña siempre con una buena dosis de club de barrio. besazo!

Capitana del Espacio dijo...

Siii, Agustìn era uno de mis amigos del club, pero de esos que dejè en el camino. El tema es que cuando empezò la facu se juntò mucho con sus compañeros y desapareciò. Pero siempre que lo veo, la mejor! SI hablàs con èl preguntale por su amiga de la adolescencia que ahora es periodista, y vas a ver que te dice quièn soy! Jajajajaj
Es màs, conozco a muchos de sus compañeros de la escuela tambièn!

Es increìble, yo opino lo mismo que vos. "EL mundo es un pañuelo" no es una frase hecha, por eso hay que manejarse bien en la vida. QUè loco!! Margot, tenemos que sentarnos a chusmear nosotras, apuesto a que tenemos muchos conocidos en comùn.

Y sì, la idea era crear suspenso hasta el final, pero parece que no resultò =(

El club por suerte se acaba de salvar del remate. Ahora habrà que dar una mano para recuperar a los socios que se fueron (entre los que me incluyo) debido a las malas administraciones.

Ya vendràn màs historias del club, me emocionè recordàndolo...

Margot dijo...

qué loco! sabés que agustín (que terminó odontología y ahora está siguiendo medicina-una bestia) es uno de los pocos amigos que me quedaron del secundario. cuando lo vea le voy a preguntar!! qué flash!!!
me juego a que nos pudimos haber cruzado en algún cumpleaños!
mercaditodebarrio (se llama luciana) también fue con nos a la secundaria.
cuando quieras, juntémonos a chusmear. besos!!

Capitana del Espacio dijo...

Sí, es un animal! Estoy al tanto de su vida porque cada tanto me lo cruzo, ahora hace mil que no.

Yo me llamo Paola. Me he juntado con compañeros suyos, al que más conozco es a Daniel (no me acuerdo el apellido), Sebastián y uno flaquito que si lo veo me acuerdo pero olvidé su nombre. Todos con el skate bajo el brazo, obvio!.
Y de cumpleaños de esa época seguro, fuí a todos!!

Jajajajaja que buena onda!!

Ramiro dijo...

Yo tenía un juego que se llamaba City Porr (que era una copia del estanciero) y tenía a Bernal en color marrón. Compartía barrio con Quilmes.

¡No es poco eh!

Gilda dijo...

Lindos recuerdos me imagino!.
Un beso grande. Gil.

mercadito de barrio dijo...

wow! conocés a Agustín, qué bueno!! y a Glenda Guasco? yo quiero juntarme chusmear también !!!!

Opinologa autorizada dijo...

Para mi no hablabas de un chico pero no sabia a que te referias hasta el final donde esta la dedicatoria.
No te preocupes Capitana el que no entendió es porque no presta atención al leer.

Bernal esta cerca de Quilmes, no? Si es así estuve alla por el cumple de una amiga(me confundo Bernal con Paternal, perdon...)

Capitana del Espacio dijo...

Ramiro, quiero ese juego!!
Por favor, que bueno... ahora cada vez que vea la basura del estanciero me voy a qeurer pegar un tiro! Jajajaj

Gil, hermosos recuerdos!

Mercadito, me re suena Glenda pero como compañera de Agustín, no la ubico del Club y eso que vivía ahí adentro. Voy a preguntarle a mis amigos a ver si la ubican! Quiero chusmear ya! Jajaj

Opinóloga: gracias!! SIi, Bernal está dentro del partido de QUilmes, pero como tiene todo para ser grande sin precisar de su padre, los que vivimos ahí nos hacemos los independientes y decimos: "Vivo en Bernal"

gringa dijo...

si te entendemos,me encanto que lindo es tener los recuerdos tan a piel,no tengo esa suerte por esas cosas mi infancia y muchas cosas vividas desaparecieron de mi cabeza por suerte no asi de mi cuore,pero me cuesta recordar momentos pasados,por algo sera obviamente con ayuda de terapia pronto lo sabre,segui escribiendo,me encanta y los que no te entiendan que no te visiten ja,ja,ja es facil por lo tanto te siento mejor de animo y eso me pone feliz cuidate y querete pronto va a salir el sol

Anónimo dijo...

GENIA!!
Me encanto y te entendí no te preocupes. Me hiciste recordar a mi infancia, que lindoooo.

Un beso!
Sabri

tia elsa dijo...

Vaya que hermosa manera de hablar de tu club, ojalá pueda seguir adelante ya que los clubes son verdaderas instituciones barriales que permiten a chicos y grandes integrarse y pasar sanamente tan lindos momentos. Besitos Tia Elsa

Feminoides dijo...

Pero que historia tan tierna. Ojalá que la vida los reencuentre.
CApi viste diario de una pasión? con estos antecedentes lloras jajajaja besitos linda

federico gauffin dijo...

¡¡Nuuuuu!! ¡Sí me gustó! Lo que pasa es que me parece que no lo entendí porque interpreté que tu "gran amor" era el Club Juventud de Bernal. Lo tomé como una ironía... Bueh... No me hagas caso, ¡soy un queso!
Si sirve de consuelo, la primera vez que lo leí me causó mucha gracia (aunque, por lo visto, no era ese el efecto que quería causar la autora... ¿O sí?... ¿No?)

Capitana del Espacio dijo...

Gracias Gringa, sí estoy un poquito mejor por suerte. Parece que lo peor ya pasó, ahora solo hay que ponerle ganas. EL otro día te quería dejar comentario y no me dejó, qeu impotencia.. Espero estés mejor!!

Sabri, gracias!

Tía, esa es la idea. Que los chicos del barrio como mi hermanito (que tiene 10 años) puedan jugar ahí adentro como lo hicimos nosotros, apartados de los riesgos que la calle hoy les pone. Por suerte, se está solucionando.

Femi, no la vi pero por lo que leí, no estoy en condiciones de verla... Me tomo un blister de clonazepán después!!

Fede, hablaba del club, ese es mi gran amor!!

Ufa, ven que no se entendió?

federico gauffin dijo...

¡Bueno! ¡¡Sí lo entendí bien, entonces!! Porque durante todo el texto parece que hablaras de un pibe pero después resultó ser un club... ¡Por eso me reía!

gringa dijo...

Defenitivamente el que no te entendio tiene un problema con la comprension de textos,so te enganches siempre alguien critica,que cierto lo que decis que sano erapasar horas en el club,yo mando a la gorda a una colonia donde pasa toda la temporada de verano,crea un grupo de amigos hermoso,y en el club donde patinamos las dos pasa lo mismo,los chico se mueven sin problemas y una se relaja sabiendo que estan a salvo y no en la calle que es un peligro.
Estoy un poco mas tranqui de a poco pasa esa angustia,mañana tenemos el festival de patin estamos a full con el traje eso nos mantiene contentas,te mando un beso enorme,y a seguir pilas besos

Gabriela dijo...

Amiga... sé muy bien lo que significa el Juventud para vos, por eso no me sorprendió que, en el momento en que él te necesitó, hayas estado ahí, incluso viviendo en Capital.
Estoy orgullosa de vos, te lo dije?

Anónimo dijo...

se entiende perfectamente! volvamos todos al Juventud! Maru